Descripción del proyecto

El cliente quería una casa simple, liviana y fresca con colores neutros. Un lugar donde los espacios de interior y exterior no estén muy definidos.

Diagramamos una galería enorme y un patio que queda en el centro de la casa. Las ventanas son enormes y cuando se abren se esconden en la pared para dar esta sensación de continuidad.

Todos los ambientes tienen mucha luz y los espacios son cómodos y funcionales. Planeamos la casa en dos plantas. Arriba están todos los dormitorios y el playroom de los chicos y abajo el living comedor, la cocina y el escritorio con el proyector.