Descripción del proyecto

Ubicado en el pueblito de Jose Ignacio sobre las rocas con una amplia vista al mar

La estructura de la casa tanto por dentro como por fuera  es de hormigón en su estado natural grisaseo. La intención fue darle mucha calidez, fluidez, sensualidad y liviandad, rompiendo las lineas tan netas  y pesadas del hormigón. Además debía ser cómoda y adaptable a  distintas cantidades de personas a veces muchas otras pocas.

Se cambio la propuesta de la ubicacion típica del comedor y del living y se priorizo la vista al mar para el living y un sillón gigante donde poder tirarse a disfrutar. Lino grueso crudo, tiza, avellana y visón se usó como base y se agregaron almohadones con rayas varias para cortar la monotonía. Mantas tejidas de cashmere en canastos pintados .

Mesas ratonas  de madera con beta pronunciada y patas mini caballete aportan una sensacion de informalidad y completan el living un par de amplios camones cuadrados llenos de almohadones para tirarse adentro. Tienen ruedas para poder moverlos y darlos vuelta y asi invitar a muchos amigos a ver películas en una gran pantalla y gran equipo de audio.

El comedor está cerca de la chimenea y es una gran table maciza de madera con patas de hierro y para seguir con el ambiente más relajado del verano se la hizo algo más baja de lo común y se usaron banquetas dobles y silloncitos todos con distintas fundas algunas de terciopelo, otras rayadas y otras crudas. Se hicieron fundas de más para poder cambiarlas  seguido y asi aportando constants leves cambios al comedor.

En el playroom ya había una pared forrada con lapacho y se decidió forrar la enfrentada también y aprovechar y allí ubicar la Tv y todos los cables que esto acarrea. Forrar las paredes con madera ayuda mucho al sonido del ambiente y baja el retumbe característico de la casa de hormigón. El sillon es enorme para que entren muchos amigos. El color del lino es morado y los almohadones en rayados rojos. Tambien aca se agregó una mini mesa con sillitas de vaqueta para que pinten y jueguen  los chicos.

El piso de la casa es también de hormigon alisado y para cortar con esto usamos alfombras de yute sintético diseñadas especialmente con rayas de todo tipo y asi cada espacio tiene su personalidad.

Los dormitorios son simples siempre recurriendo a linos con distintas texturas y en colores neutros con toques de rayas y dibujos muy simples.

A los baños  todos de hormigón se le agregaron canastos y cortinas de duchas impresas con distintos dibujos geométricos para romper con tanto gris.

La galeria y la terraza espacios muy importantes para la vida de mar repite el concepto usado en el interior: crear distintos espacios ( unos para tirarse y ler otros para comer) comodos con  muebles grandes y amplios siempre con mucho lino y muchos almohadones. Tambien cortinas de gasa  que corren con el viento agregan un toque de liviandad y fluidez.

Junto con la paisajista Paola Scelza trabajamos mucho con las plantas para lograr algo simple y que rompa con la rigidez de la casa aportando soltura y liviandad. Tambien fue importante elegir bien y usar plantas que se adapten facilmente al clima del mary al poco riego y mucho sol.